Senda de cazadores y faja de Pelai en el valle de Ordesa

La faja de Pelai y senda de cazadores (el valle de Ordesa a vista de pájaro)

Excursión por la faja de Pelai y senda de cazadores.

Fácil y ameno, aunque largo en recorrido, este circuito-itinerario permite contemplar el valle de Ordesa desde dos perspectivas diferentes: A vista de pájaro, desde la faja Pelai retazo de suelo suspendido entre vertiginosos acantilados, y desde el fondo del valle por el camino de Soaso que emplearemos para el regreso.

Duración

Subida por la senda de los cazadores 1´30h. Recorrido de la Faja de Pelai 2´30h.

Regreso a la pradera de Ordesa desde el Circo o Rinconada de Soaso-2´30 horas. El recorrido en total sobre unas 6 o 7 horas.

Dificultad

Fácil-media. Se trata de un recorrido ameno y muy atractivo, que es realizado por gran número de excursionistas cada año. Todo el desnivel a realizar se presenta al principio del camino, en la Senda de los Cazadores Desde el mirador de Calzilarruego, el itinerario sigue por el suave llaneo de la Faixa Pelai. A partir del Circo o Rinconada de Soaso es todo un descenso largo y continuado por el fondo de la valle de Ordesa. Es importante realizar el recorrido en el sentido indicado, nunca al revés.

La Senda de los Cazadores está trazada en mitad de una escarpada ladera, y el descender a ultimas horas del día con la oscuridad acrecentada por el interior del bosque y con las piernas cansadas del resto del recorrido, puede conllevar consecuencias negativas. Por otra parte en caso de nieve o hielo es preciso, elegir otro itinerario ante el peligro que pueda presentar la pendiente de la senda de los cazadores. Conviene llevar agua para la ascensión. En la Faja Pelai existe alguna pequeña fuente.

Desnivel

650metros. Todo él se concentra en el tramo de la Senda de los cazadores. Ligero descenso al Circo o Rinconada de Soaso.

Acceso

La carretera local HU-630 une por medio de 8 kilometros de recorrido la localidad de Torla y el aparcamiento de la pradera de Ordesa. Durante los meses de mas afluencia de visitantes, hay que coger el bus que sube desde Torla durante todo el día y con altas frecuencias.

Otra posibilidad bastante atractiva es realizar el camino de Turieto, dejando el vehículo en Torla, hay un gran aparcamiento bajo la iglesia.

Esta excursión parte desde el final del aparcamiento de la Pradera de Ordesa (1300 m)a mano derecha. Tras salvar las aguas trucheras del río Arazas por un puente de madera, dejamos a la izquierda una senda que por las praderas de Laña Caballo lleva a las cascadas del valle. Penetrando entre hayas y bojes, se inicia la dura y umbría ascensión de la senda de los cazadores. No hay que desanimarse.

El camino pendiente y serpenteante, fue realizado antaño, como su nombre indica por los cazadores locales que acudían a los pastizales de la Sierra d´a Cárquera o de las Cutas en busca de sarrios u bucardos que abatir. De los primeros animales existe una numerosa población en el valle y no será difícil detectar su presencia en este mismo itinerario, aunque los segundos se ya ha han desaparecido por la presión cinegética era en estas abruptas y escarpadas laderas donde se encontraba el refugio dicha subespecie de cabra montés.

Al abrigo de la fría cara norte de la Sierra d´a Cárquera de las Cutas, denominada Pozino d´Arazas surcada por numerosos barrancos donde en la época fría descienden encauzados los aludes de nieve, se encuentran abetos blancos y hayas de formidable tamaño que nos envuelven bajo sus tupidas copas.

No será difícil ver reyezuelos sencillos, agateadores norteños o al carpintero pito negro, aves propias de espesos ecosistemas forestales del centro de Europa.

Conforme ganamos altitud vamos tomando contacto con el pino negro, un arbol estoico que se aferra a las rocas y laderas que se asoman al vacío. A nivel bajo arbustivo, el sabroso arándano le acompaña. Cuando ya falta poco para alcanzar la proa rocosa del mirador de Calzilarruego, se deja a la derecha un camino que, con marcas de GR 11, asciende por el Grau d´a Tartaruala a Punta Cuta también llamada Schrader, en honor al pirineista y geógrafo. Ese camino, que abandonamos, es en realidad la continuación de la Senda d´os Cazadores.

Tomando a la izquierda la bifurcación se llega, tras cerca de una hora y media-aproximadamente, a la primera de las proas o salientes pétreos que se asoman a media ladera sobre el valle que recorre el río Arazas. Allí, en pleno bosque subalpino de pino negro, se enclavan el mirador y la cabaña, abrigo de Calzilarruego (1949m).Este edificio únicamente se puede emplear para momentos de necesidad de abrigo ante el frío, la lluvia, la nieve u otros casos de emergencia, no estando permitida la pernocta.

A buen seguro, máxime si es comienzo de verano y la floración está en su punto, no pasará desapercibido el matorral de rododendro, un arbusto tóxico propio de suelos más bien silíceos de las altas montañas europeas; Alpes, Cárpatos, Pirineos, que presenta ramas tortuosas así como hojas coriáceas siempre verdes. Su nombre científico Rhododendron procede del griego y viene a significar arbusto de flores rosadas; de hecho su púrpura floración aporta vistosidad y colorido a estos parajes a partir del mes de Junio.

Desde el mirador de Calzilarruego,la panorámica es formidable, el profundo valle y, de izquierda a derecha sus circos-Carriata y Cotatuero-guardados por grandes murallas de colorido roca caliza-Tozal d´oMallo. Gallinero y Fraucata. A partir de aquí, a través de la Faja Pelai, se termina la subida, y el resto se convierte en una cómoda senda llana y de bajada.

Continua el pino negro acompañado, de abedules, mostajos y serbales. Si es madrugador será factible la observación pausada de alguna manada de sarrios(rebecos) confiados ante la presencia humana.

Manteniendo la altitud alcanzada, la larga faja discurre horizontalmente asomándose a la frondosa vegetación de hayedos y pinares del fondo del valle de Ordesa con claro perfil en U propio del legado geomorfológico del paso de los glaciares cuaternarios que le dieron forma. Pasaremos junto al refugio de la Mallatal´Abé, enclavado en un lugar de ancestral tradición pastoril, hasta llegar frente a las faldas de la Punta Tobacor al cierre del Circo o Rinconada de Soaso, donde caen con fuerza las aguas torrenciales de la espectacular y afamada cascada de la Cola Caballo (1840m).

Hasta este lugar los puntos de agua habrán sido nulos en la Senda de los Cazadores y escasos en la Faja Pelai. Obviamos el “Camino de las Mulas”, que se desvía a la derecha hacia el refugio de Góriz, y nos vamos al fondo del circo, donde este itinerario comienza su regreso hacia la parte baja del valle, siguiendo la corriente del rio Arazas que en esta zona ancha de turbera se retuerce en forma de sinuosos meandros fluviales.

(foto mapio.net)

A partir de aquí realizaremos parte del itinerario de vuelta por el fondo del valle, aunque en dirección contraria. Las Gradas de Soaso nos darán paso al higrófilo Bosque de las Hayas o Fabar de l´Estrecho, a las cascadas de Estrecho, de la Cueva y Arripas, para terminar, finalmente, en el aparcamiento de la Pradera.

Ante todo se recomienda por motivos de seguridad, seguir la dirección aquí descrita. Este fácil sendero puede resultar peligroso en determinadas situaciones al realizarlo en sentido contrario, muy especialmente en invierno.

Categorías del Blog