Faja de las flores en Ordesa.

Faja de las flores en en el valle de Ordesa. Senderismo junto al cielo.

LA FAJA DE LAS FLORES (uno de los secretos más elevados de Ordesa)

Si realizamos esta excursión que une los circos de Carriata y de Cótatuero a finales de la primavera, comprenderemos el por qué del nombre de este faja colgada en lo más alto de Ordesa, por encima de cualquiera otra del valle.

Así es, un estrecho sendero permite discurrir por la última faja de las paredes del Gallinero, presentándose casi inverosímil desde el fondo del valle por su elevada situación y su menudencia con respecto a otras. Allí arriba es posible disfrutar de la floración de las saxífragas, las andrósaceas, las silenes o flores del musgo y, cómo no, de los centenares de flores de nieve. Todo un colorido y vistoso mundo vegetal que debe ser respetado para el disfrute de aquellos que pueda venir detrás de nosotros. Espectaculares panorámicas.

Acceso

La carretera local HU-630 une por medio de 8 kilómetros de recorrido la localidad de Torra y el aparcamiento de la Pradera de Odesa. Durante los meses de máxima afluencia de visitantes una vez que el citado aparcamiento se ha completado, los agentes forestales de este espacio protegido cierran la carretera en la entrada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido – a la altura del Puente de los Navarros. En esos días conviene madrugar para poder entrar y no ver truncada nuestra excursión. En Semana Santa, Julio y Agosto hay que coger el bus que sube desde Torla.

Desde el aparcamiento habrá que desandar por la carretera un kilometro para coger, junto al edificio de Casa Olibán, la senda que se inicia en dirección al Circo o Rinconada de Carriata y el tozal del Mallo.

Las denominadas Faixas o fajas son uno de los elementos geomorfólogicos del paisaje más singulares y característicos de la valle de Ordesa y del Parque Nacional. La formación de estas balconadas emplazadas entre dos verticales farallones se produce por la erosión y alteración de horizontales bandas sedimentarias blandas calizas negras que tras su desgaste dan lugar al desplome de derrubios procedentes de los materiales duros que se situaban por encima. Así encontramos fajas como la de A Pardina en Añisclo. Tormosa en el valle de Pineta. Pelai, Racón, Canarellos en Ordesa y también la secreta Faixa d´as Flores, tan sólo disfrutable para aquellos que ya la conocen o que han sido capaces de atisbar su presencia desde el fondo del valle, donde dicha faja es poco perceptible para aquellas miradas poco ávidas de lugares inverosímiles. Gran parte de esta excursión discurre por el Tozal del Mallo.

Desde la pradera de Ordesa (1300 m) hay que retroceder por la carretera para, junto a la Casa Olibán, tomar un sendero que nace en el linde del bosque. La ascensión nos llevará a rebasar una pequeña cabaña de madera, en el barranco Carriata y las paredes del circo del mismo nombre mediante la ayuda de las clavijas, o bien mediante el Grau d´a Faixeta. Una vez en lo alto del Circo o Rinconada de Carriata se deja a la izquierda –oeste- el desvío que sin perder ni ganar altura se dirige al Tozal d´0 Mallo. A partir de aquí se continua ganando altura por pastizales y rocas bajo las cuales excavan sus madrigueras esos abundantes y grandes roedores que fueron reintroducidos en los Pirineos hace décadas por los cazadores galos: las marmotas.

Una vez que se ha remontado el circo, atravesando grandes bloques de piedras, podremos apreciar con claridad ese pequeño retazo de senda suspendida que conforma la faja de las flores (2450m) un gran bloque de piedra, encallado entre la pared superior y la faja, al poco de su inicio, la hace inconfundible. Pero para poder tomar su entrada hay que ir a buscar un recogido rincón –tipo collado- adentrándose en el inicio o umbral de los románticos parajes de los llano y sumideros de Salarons para desde allí aproximarse a la pared occidental del Gallinero.

De esta manera se inicia un recorrido por el estrecho y vertiginoso sendero que, desde la parte mas altiva y secreta del valle de Ordesa, permite disfrutar del impresionante tajo que constituye el mencionado valle en su situación privilegiada al pie del macizo calcáreo de Tres Serols. La herbosa faja posee una anchura que oscila entre los 3 y los 7 metros. Con las constantes entradas y salidas se requiere sobre todo precaución al ir asomarse al fondo del valle: la caída es demasiado larga. Una vez que se haya tomado la faja, todo el trayecto-cerca de 3 kilometros es llano, sin perdida y siempre bordeando las paredes terminales del Gallinero. El recorrido no plantea problemas ni dificultades.

Allí arriba se siente el ambiente de la alta montaña. A ello contribuyen el efecto patente de altitud, la ausencia de arbolado, presencia de plantas típicamente alpinas, los pedregales desérticos, los altos pastizales, la roca desnuda, o la compañía de aves propias de los ecosistemas de la alta montaña pirenaica tal y como el acentor alpino, el gorrión alpino o el vistoso treparriscos. Llegando al Circo o Rinconada de Cotatuero se aprecia a nuestros pies el saliente Morrón d´o Gallinero. Una torre de piedras, divisoria de términos pastoriles, nos anuncia el final de la faja de las flores.

Vista de la Brecha de Roldán y Punta Corral Ziego/Casco. Por debajo de nosotros quedan las recogidas y frescas praderas de A Ribereta Cotatuero, situadas por encima del desplome de la espectacular cascada del Churro Cotatuero. Hacia ellas deberemos descender por donde los precipicios y el dramático paisaje del Karst nos permitan, tomando como referencia los pequeños mojones de piedras.

Junto al Churro de Cotatuero se desciende por el delicado paso de las clavijas (2000m) a los bosques del circo, donde un sendero nos lleva al fondo del valle de Ordesa y el aparcamiento.

En definitiva, la aérea excursión de la faja de las Flores se presenta como una de las rutas más espectaculares e impresionantes a los que se le une el aliciente de ser poco transitada-excepto por los franceses que conocen sus maravillas a la perfección. Este itinerario también se puede hacer a la inversa-entrando por Cotatuero saliendo por Carriata….tal vez haya quien así lo prefiera de cara a subir las clavijas de Cotatuero, en lugar de atravesar las de bajada, pero hay que advertir que por este lado resulta mas difícil encontrar el camino de entrada a la faja.